10 de febrero de 2008

La eutanasia y los cuidados paliativos del dolor.

En el último post que escribí sobre el caso Severo Ochoa se produjo un animado debate al que no he podido atender por cuestiones de tiempo, me dispongo a realizar algunas aclaraciones sobre las afirmaciones del señor Hilario ideas, que por su extensión e importancia en el tema prefiero realizar en un post y no en los propios comentarios.

Empezaré dándole la razón en una cosa, es verdad que las primeras declaraciones de los líderes de las organizaciones de izquierda de la comunidad de Madrid, tanto Rafaél Simancas del PSOE, como de Fernando Marín de IU, fueron en la línea que usted afirma, y sabe por qué? porque el señor Lamela, en un abuso de su papel institucional, en la línea de la práctica del PP en esta comunidad, les quiso hacer cómplices de su mentira, por un tiemp lo consiguió.

El señor Lamela, les comunicó oficialmente, y con una gravedad que asustaba, que se habían producido 400 asesinatos en el hospital de Leganés, que había una investigación abierta, que les mantendría informados y les pidió máxima discrección.

Por desgracia, ambos portavoces creyeron al Consejero y tardaron demasiado en escuchar la versión de los profesionales y contrastar la información del consejero, por ello deberían pedir perdón a los profesionales, en lo que a mi respecta, lo lamento profundamente.

En el momento en que saltó a la prensa y la información fué contrastada, ambas organizaciones llegaron a las conclusiones que los mismos jueces han ratificado y que explican muchas de sus dudas o asusaciones veladas, y que demostraban que, como usted afirma, alguien pretendía hacer un caso político de algo que, de no haber sido intencionadamente tratado como persecución política, no habría sido ni noticia porque se habría desestimado en el minuto uno. El que quiso hacer política de ésto desde el principio fué Lamela, y nadie más.

Las urgencias de leganés tenían un mayor número de índice de mortalidad porque en ausencia de planta especializada en cuidados paliativos del dolor en enfermos terminales, éstos eran tratados en las propias urgencias de acuerdo a los protocolos médicos establecidos al efecto, si alguien hubiera ido más allá de urgencias y hubiera comprobado la mortalidad de enfermos terminales en el hospital con otros hospitales, las cifras habrían cambiado.

El colegio de médicos convirtió dudas administrativas referidas a los informes en mala praxis médicas, de una manera precipitada y sin las correspondientes aclaraciones médicas sobre las dudas de trascripción administrativa de los informes que, una vez dadas concluyeron lo mismos que los jueces, no había mala praxis.

La mortalidad de las urgencias disminuyó tras la destitución del doctor Montes porque, como ya ha dicho algún bloguero , el equipo que le sustituyó instauró como práctica el traslado a planta o el alta a aquellos enfermos terminales que previsiblemente morirían, criterio que no responde a lógica médica pues seguían sin disponer de planta de paliativos, sino que responde al miedo laboral ante represalias políticas.

Tampoco voy a aunar en la mala utilización de los datos estadísticos en este caso porque también ha sido ya respondido por otro bloguero, los datos si no tienen referencias claras a la realidad que describen y no son interpretados de acuerdo a los ítems que los generan, siempre dan lugar a interpretaciones errones, unas veces más intencionadas que otras.

Por último, me parece burdo por su parte, y nada respetable, aunque sea usted libre para decirlo, las comparaciones que establece entre este caso, la eutanaisa y los nazis.

La sedación de enfermos terminales es un tratamiento paliativo del dolor que está instaurado, protocolizado y admitido en la práctica clínica diaria en todos los hospitales, y que consiste en tratar lo único tratable en los casos que médicamente no tienen más salida que el tratamiento del dolor que producen.

No es eutanasia ni activa ni pasiva, porque la sedación no persigue la muerte del paciente, sino el tratamiento del dolor, aunque en ocasiones tenga resultado de muerte, como las operaciones a corazón abierto que buscan salvar la vida pero que a veces, acaban con ella, por tanto, es un tratamiento médico y por supuesto no es un método para eliminar a pacientes que ocupan camas o producen infecciones.

Por desgracia el caso Montes ha provocado que muchos profesionales que practicaban este protocolo con absoluto respeto a los principios de su juramento hipocrático hayan dejado de hacerlo, lo que no ha salvado ni una sola vida, solo ha convertido en absolutamente insoportable los últimos momentos de vida de miles de Madrileños.

Esta es la verdad, ratificada por jueces y expertos médicos y de acuerdo a esta verdad el señor Lamela debería dimtir, no sólo porque su negligencia mal intencionada haya maltratado personal y profesionalmente a un grupo de médicos, si no, y fundamentalmente, porque por su talibanismo ha provocado enormes sufrimientos a enfermos y familiares que no han sido adecuadamente tratados en los servicios médicos madrileños durante los últimos años, sería interesante buscar estadísticas que hablaran de cuanto ha aumentado la muerte en casa de pacientes terminales o las muertes agónicas y dolorosisimas en los hospitales de Madrid, si se hicieran públicos esos datos, quizá habría que llamar doctor tortura al señor Lamela.

Esa es la verdad y lo demás que se sigue diciendo tiene otros nombres, casi todos alimentados por la derecha y practicados habitualmente por el mundo, señor Hilario, utilice mejor su libertad de expresión que tanto ha costado conseguir y tanto cuesta mantener en este país.

7 comentarios:

  1. El partido popular miente, pero miente casi siempre,Irak,11m,Educación para la ciudadania,Memoria Histórica,Prestige,Severo Ochoa,Ley de Igualdad, y así hasta el infinito.
    En el caso del Severo Ochoa, es vergonzosa la utilización y la manipulación de la derecha española, sobre los cuidados paliativos del dolor, y por supuesto de la Eutanasia,manipulación secundada por la Iglesia, que como buenos fariseos,rechazan el mitigar el dolor para los demás, pero estoy seguro que se lo aplican para ellos.
    Enhorabuena por tu blog, y si no te importa seguiré visitandote.
    Apertas(abrazos)desde mi tierra gallega

    ResponderEliminar
  2. rastafari12:12 a. m.

    Yo he estado unas cuantas veces en Urgencias y nunca me han sedado. Me han paliado el dolor, pero sólo eso. Doña Progresita: ¿porqué entonces lo hacía vuestro héroe? A ver si alguien lo explica. Que no había unidad, y demás son sólo especulaciones. Urgencias es, como su nombre indica, para los primeros cuidados "urgentes". Después te suben a planta. Pero el Dr. Montes no estaba en planta sino en Urgencias y allí era donde palmaba la gente. Aquí hay algo que no casa. Y vosotros lo sabeís. Pero la consigna es "todos con el Dr. Montes" y a ver quién sale de ese bucle.

    ResponderEliminar
  3. No se si conceis esta iniciativa de apoyo a Montes

    http://quemeatiendamontes.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:08 a. m.

    Sr. Rastafari: para su información, el único hospital en toda la Comunidad de Madrid que tiene cuidados paliativos es el Gregorio Marañón.

    De tod@s es sabido que hay saturación en todos y cada uno de los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid. Es por ésto que mandan a la gente a morir a casa y así ¿cómo no va a morir menos gente en las urgencias?

    Hablo con la experiencia de tener a un familiar muriéndose en casa por cáncer de pulmón y con sus facultades mentales al 100% y el sufrimiento que ello conlleva.

    Me encantaría que el Doctor Montes fuera su médico y el mío.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10:03 p. m.

    Ya cansa el tema ese de “la cifra de muertos ha descendido en un 50% desde que no esta el Dr Montes”.
    Voy a poner un ejemplo, a ver si algunos que no se enteran de nada, por fin se acaban enterando:
    SI TRAEN A LOS ENFERMOS TERMINALES A MI CASA,
    SE MUEREN EN MI CASA.
    SI LLEVAN A LOS ENFERMOS TERMINALES
    A CASA DE MI VECINO,
    SE MUEREN EN CASA DE MI VECINO.
    Habia mas muertes en urgencias del Severo Ochoa que en urgencias de otros hospitales, por que en los otros hospitales a los enfermos terminales los subian a planta y MORIAN EN PLANTA.
    En el Severo Ochoa MORIAN EN URGENCIAS PORQUE ESTABAN EN URGENCIAS.
    Despues de cesar al Dr Montes, la comunidad de Madrid OBLIGO AL SEVERO OCHOA A SUBIR A LOS ENFERMOS TERMINALES A PLANTA (para poder decir que desde el cese de Dr Montes bajaron las muertes).
    Logicamente, a partir de ese momento, aumentaron las muertes en planta, y bajaron en urgencias.
    Tambien bajaron las muertes despues del cese del Dr Montes, por que ese año abrieron el hospital de Fuenlabrada y por supuesto, al atender a muchos menos pacientes, hay muchas menos muertes.
    NO HAY QUE SER UN PREMIO NOBEL PARA ENTENDERLO.
    P.D:
    Como ahora en el Severo Ochoa hay muchas mas muertes en planta que hace 3 años (debido a que los enfermos terminales estan en planta),los politicos, especialmente “algunos politicos”, ¿van a acusar a los medicos de planta de asesinar a cientos de personas?
    No me estrañaria nada…………

    ResponderEliminar
  6. Anónimo7:00 p. m.

    “Plataforma de votantes de izquierda contra Zapatero”

    Tenemos, desde las posiciones tradicionales de la izquierda, razones para no apoyar a Zapatero, tras una desastrosa gestión, que de izquierda no tiene más que la etiqueta. Afortunadamente hay opciones como IU, Ciudadanos o UpyD que pueden recoger el voto y las distintas sensibilidades de izquierda. Hay muchas más, pero estás son las primeras:

    * Negar una crisis que es ya evidente sin tomar ninguna medida para apoyar a los jóvenes, los que no pueden pagar la hipoteca o los que están perdiendo su trabajo.
    * Cuando se superan los dos millones de parados, limitarse a maquillar los datos, sin tener ningún plan para atajarlo.
    * Mentir a los ciudadanos sobre la negociación con ETA o el Estatut, como si fueramos idiotas.
    * Traicionar al pueblo saharui, adoptando las posiciones marroquíes.
    * No haber derogado ninguna de las medidas contra los trabajadores de los gobiernos anteriores.
    * Estar totalmente aislado, sin relaciones internacionales en un mundo cada vez más globalizado. Ni los laboristas ingleses le invitan.
    * Dar bandazos sobre la inmigración, desde el “papeles para todos” a pedir “expulsiones masivas” en Europa.
    * Pretender socorrer a las grandes inmobiliarias con dinero público.
    * El piso de Bermejo. O los vuelos oficiales para asuntos privados en Londres o Berlin.
    * Los chupópteros del Canon. Otra vez, dinero público a manos privadas…..

    Y podríamos citar cinco mil razones más. El 9 de marzo no votes Zapatero, si quieres que la izquierda sobreviva a un Presidente nefasto. Hay otras opciones, vota con libertad.

    ResponderEliminar
  7. Hilario Ideas2:14 p. m.

    Los progres sois únicos. Hasta habeis fundado una plataforma que se llama "Que me atienda Montes". Por supuesto, ninguno de los promotores de la plataforma irá nunca a que Montes le preste sus impagables servicios, porque están muy a gusto disfrutando de sus cánones digitales, de sus coches oficiales y de sus mamandurrias diversas, y una cosa es tirarse el moco y otra muy distinta pasar de las palabras a los hechos. Está muy bien eso de que seden a otro, pero que le seden a uno no mola un pescao.

    Esos progres que preferirían vivir con toda la indignidad del mundo, con tal de disfrutar un minuto más de los millones conseguidos a base de chupar de la teta, no tienen ningún reparo en defender con toda la contundencia, con toda la firmeza, con todo el aplomo, el derecho del Dr. Montes... a sedar a los demás. Y a quien le toque, que se joda, que si vive en Leganés sólo puede ser un mindundi. Un progre que se precie no puede vivir sino en El Viso, en Aravaca o en La Moraleja. Y ya se cuidarán muy mucho de no destinar al Dr. Montes a los hospitales de lujo a los que acuden corriendo cada vez que se les parte una uña, no sea que alguien se confunda de historia clínica y les metan un chute de tranxilium.

    Para estos progres, eso de que a un anciano de la periferia madrileña le apliquen una dosis mortal de sedantes está muy requetebién, exista o no exista el consentimiento de la familia, porque los ancianos en cuestión les importan un carajo. Y si son de la periferia, dos. ¡Y suerte tenemos de que no le pasen a la familia una factura por el coste de la jeringuilla, como hacen los progres chinos con la bala de los fusilados! Pero lo que nunca se le ocurre a ninguno de estos progres, mire usted por dónde, es reclamar que intervenga el Dr. Montes en los casos que afectan a quienes no hacen otra cosa que dar por retambufa a los demás. Desde planteamientos progresistas, por supuesto.

    Tomemos, por ejemplo, a De Juana Chaos. ¿Qué hubiera costado que el Dr. Montes le atendiera, para aliviarle los sufrimientos de su ficticia huelga de hambre? ¿No decía el Gobierno que le excarcelaba por razones humanitarias? ¡Pues, en lugar de excarcelarle, haberle enviado al hospital de Leganés, hombre! ¡Seguro que en las urgencias se había acabado rápidamente con sus males! ¿Qué hay más humanitario que ayudar a bien morir a un progre militante y resolutivo como De Juana?

    Pero ahí no hubo suerte, qué le vamos a hacer. A quien pasaportan para el otro barrio es a los ancianos que no hacen mal a nadie, pero a De Juana le envían a recuperarse dando paseítos por San Sebastián. ¿Qué tal si la próxima vez lo hacemos al revés, y a De Juana le mandamos a que le atienda el Dr. Montes y a los ancianos les enviamos a disfrutar de la Playa de la Concha con cargo al erario público?

    O tomemos, por ejemplo, al héroe indiscutido de todos los progres que en el mundo son o han sido: Fidel Castro. ¿Para qué tanto sufrir, el pobre anciano? Llevamos meses con el tío que no levanta cabeza, pero de irse al otro barrio nada de nada. ¿Será que Fidel Castro no es suficientemente progresista, y por eso se aferra a la vida como una lapa? ¡Y estos progres nuestros, tan egoístas, reservándose al Dr. Montes para ellos solos! ¿Por qué no envían a su ídolo médico a hacer una excursioncita por La Habana?

    Millones de cubanos se alegrarían de ver al pobre Fidel liberado de su triste destino de enfermo terminal. Ya están hartos de ver cómo el bondadoso comandante se consume... sin terminar de consumirse nunca.

    ¿O es que lo de la eutanasia se aplica al común de los mortales, pero a los dictadores progretas hay que conservarlos a cualquier precio, aunque sea en formol?

    Perdonen que me tome a broma algo que es infinitamente serio. Ni siquiera en el caso de un asesino en masa como De Juana Chaos o de un tirano sanguinario como Fidel es lícito provocar la muerte de nadie. Cuánto menos de personas que no han hecho ningún mal a otros. Decía Goya que el sueño de la razón produce monstruos, y no conozco monstruos más siniestros que los que la progresía ha alumbrado en estos últimos años. Parece como si, desaparecidos los campos de concentración soviéticos, una parte de la izquierda europea añorara el olor a muerte. Y esa parte de la izquierda europea, la autodenominada progresía, es capaz de defender que se apliquen sedaciones terminales a personas que nunca solicitaron que se les aplicaran. Es capaz de defender que se descuarticen fetos humanos en trituradoras industriales. Es capaz de defender que se experimente con embriones. Es capaz de justificar los fenómenos terroristas, dependiendo de quién sea el verdugo.

    Es capaz de defender el supuesto derecho a morir y es capaz de defender el supuesto derecho de matar. Pero no concibe que nadie defienda el derecho a vivir. Ellos han renunciado hace mucho a defenderlo.

    ¿Cuánto vale realmente una vida humana para un progre? A la vista de su última ocurrencia, de ese parto de los quemeatiendamontes, parece que la respuesta es: nada de nada. La progresía se ha transformado, carente ya de cualquier ideología, en una simple cultura de la muerte. De la muerte de los demás, claro está, porque todo progre que se precie prefiere vivir lo mejor posible.


    Un saludo y gracias por facilitarme el derecho a la libertad de expresión.

    "Puede que no esté de acuerdo con su opinión, pero lucharé para que nadie le impida expresarla"
    Hilarioideas@hotmail.com
    MOVIMIENTO LIBERAL

    ResponderEliminar