11 de marzo de 2008

Hagamos de la necesidad virtud.

Hace tres días que intento escribir un análisis electoral, propuestas de futuro,y hasta la fecha no he podido.

No he podido porque es evidente que esto es un desastres, que hay mucha culpa del bipartidismo, de los poderes mediáticos, pero también hay mucha responsabilidad de nosotros y nosotras y lo que más miedo me da, no personal sino por el futuro de IU, es como se gestione el análisis de esa responsabilidad. Hoy me animo a escribir porque hemos empezado mal, aunque ese plural inclusivo en realidad no me incluye, por eso corregiré y diré que algunos hemos empezado bien, y otros han empezado mal.

Hemos empezado bien todas las personas militantes que en sus espacios de expresión, sean los que sean, han expresado su tristeza y a la vez sus ganas de seguir adelante, de revisar nuestros errores para mejorarlos, de ser el referente honesto y plural de ese millón de votos que nos ha apoyado y de todos aquellos que lo pensaron en algún momento pero que al final no dieron el paso y que hoy piensan que IU no puede desaparecer.

Han empezado bien las personas que han asumido su responsabilidad sin paliativos, sin paños calientes, sin excusas posibles y han dado un paso atrás, y han abierto un camino para refundar de verdad una fuerza política cuyo principal problema es que no representa a quien aspira a representar.

Sin embargo, han empezado mal quienes no han tardado ni dos días en ver en el resultado la oportunidad de hacerse con el poder de una organización en grave crisis, han empezado mal quienes formando parte de la dirección federal no han asumido corresponsablemente el descalabro electoral junto al coordinador. Han empezado mal quienes no se evalúan a ellos mismos en la tarea política desarrollada en los últimos años o en el trabajo realizado en la campaña electoral.

Espero, como militante, como enamorada de este proyecto político que se llama Izquierda Unida y como amiga de todas las gentes honestas, responsables y profundamente comprometidas con la transformación de la realidad que militan en los lugares más insospechados de la geografía social y política de este país, que se imponga la razón del conjunto y no los intereses de las partes.

Para ello, espero que la comisión creada hoy para abordar el proceso de relanzamiento se comprometa a preparar un proceso asambleario que sea realmente extraordinario para nuestra organización, que por primera vez en nuestra historia se mire en el espejo de la sociedad en la que vivimos y se revise en todas sus tesis con honestidad y voluntad de avance, sin dogmatismos ni ideas preconcebidas y, sobre todo que se cuente con toda la militancia en la formulación de propuestas de futuro, de revisión de nuestro modelo organizativo, y con toda las gentes de nuestro entorno en la revisión de sus tésis y estrategias políticas.

Si esta situación se resuelve en una asamblea al uso, en la que las corrientes y las matemáticas se imponen a la militancia y a la reflexión política no sólo habremos perdido unas elecciones, perderemos la dignidad y la vergüenza ante el millón de personas que a pesar de todo nos siguen apoyando, porque, como dijo en otra ocasión mi amigo curro yo no quiero que desaparezca izquierda unida para que nos demos cuenta de que si no existiera habría que inventarla.

8 comentarios:

  1. Hola, me ha gustado mucho tu reflexión y especialmente el tono del lenguaje, es el único camino, dejar de acusar, escuchar y respetar. En IU se han llegado a perder las formas y el respeto. Un enfrentamiento político suicida al margen de ideologias. Todo poder y tácticas.
    Yo soy masoca, he votado EUPV aunque con la nariz tapada... Creo que la solución en mi "país perplejo" pasa por EUPV + BLOC (nacionalistas de izquierda) y esta necesaria unión o acercamiento está en manos de la llave y el nexo que puede suponer IdPV (Inicativa del Poble Valencià - Isaura N.)
    Sin solucionar esto, imposible pensar en clave de movimientos sociales, mundo del trabajo y la cultura, etc. No habrá ni proyecto ni proyección ni acción ni ideología.
    Nunca he estado en IU pero estoy dispuesto a afiliarme ahora y colaborar con lo que pueda.
    Orestes

    ResponderEliminar
  2. Gran entrada. Sólo espero que IU tenga capacidad de transformación y su "superestructura" encorsete las fuerzas que seguro (espero)tiene en su interior. Que no las intente frenar y les de cauce, porque si no es el fin de IU.

    Pero fenomenal la entrada, sí señora, con perdón :-)

    Orestes: Viva el internacionalismo (incluso dentro del Estado español, alias España) abajo el nacionalismo (incluso el español)....Ningún nacionalista ha puesto por delante los intereses de izquierdas antes que los de "su" nación. Me sobra unir nacionalismo e izquierda.

    ResponderEliminar
  3. Saludos, desde alicante, la verdad es que ahce tiempo que queria pasar a saludar, y que mejor que despues de una gran entrada como esta, el otro dia pensabamos como habia cambiado todo desde que fuimos a Rivas, como pueda cambiar todo en menos de un año. Sinceramente yo tambien espero que lo de junio mas que una asamblea sea un foro de debate, que nos olvidemos de donde venimos cada uno, y pensemos hasta donde estamos dispuestos a llegar.

    Un abrazo
    Javi.

    ResponderEliminar
  4. yo creo que esto es fruto de varios años de una política a la deriva. El vergonzoso intento fallido de golpe de estado en Izquierda Unida de Valencia, la purga de centenares de militantes en Asturias, la participación en el gobierno vasco con el PNV, que es tan de derechas como el PP, o en algunos ayuntamientos con ANV, el apoyo a los regresivos presupuestos del estado durante cuatro años, o la privatizadora LOE,hacen que para mucha gente sea difícil votar a IU.
    Y la dirección de IU, que es la que ha llevado a esta situación a la organización no ha dicho de todo eso ni mu. Es más, en lugar de situarse como máxima responsable echa las culpas al arbitro -la ley electoral- obviando que hace unos años, con la misma ley teníamos 21 diputados.

    ResponderEliminar
  5. MANIFIESTO POR LA REFORMA DE LA ACTUAL LEY ELECTORAL

    http://reformaleyelectoral.blogspot.com/

    Un cada vez más extenso grupo de ciudadanos considera una urgente necesidad democrática reformar la actual Ley Electoral.

    No es de justicia que a Izquierda Unida le cueste cada escaño 481.520 votos y a UPyD 303.535 votos mientras que al PNV le cuesta solamente 50.541, a Nafarroa Bai 62.073, al PSOE 65.470 y al PP 66.470 votos. No es equitativo que IU, tercera fuerza política en número de votos obtenga 2 escaños con 900.000 votos y UPyD, quinta fuerza política con 300.000 alcance únicamente 1 asiento en el Parlamento mientras el PNV con 300.000 votos consigue 6 diputados.

    Este sistema adultera la voluntad de los ciudadanos emitida en las urnas, escamotea la representatividad y proporcionalidad de un sistema multipartidista como el español y burla el deseo de gran parte de los votantes que observan como su voto no vale nada en virtud de una Ley Electoral caduca.

    Por tanto:

    Exigimos a las dos grandes formaciones políticas españolas una profunda reflexión sobre el tema desvinculada de sus intereses partidistas, coyunturales y electorales.

    Reclamamos que escuchen las voces que se alzan en la sociedad representando a una mayoría deseosa de un cambio que permita que el voto de todos los ciudadanos tenga el mismo valor.

    Demandamos una reforma de la actual Ley Electoral, por injusta y alejada del principio "Un ciudadano, un voto".

    http://reformaleyelectoral.blogspot.com/

    POR UNA REFORMA DE LA LEY ELECTORAL.

    UN CIUDADANO, UN VOTO.


    Enlázanos desde tu blog/web a través de nuestro banner.

    Envíanos la URL de tu blog/web para añadirte a la lista de enlces que apoyan la reforma de la ley electoral a través de un post o de nuestro correo electrónico.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1:53 a. m.

    Muy buenas, felicidades por el blog.
    Primeramente, pienso que, aunque también habrán tenido que ver en los resultados de IU factores externos, debería dejar de buscar culpables (comportamiento algo infantil) y hacer un ejercicio de honestidad y analizar el porqué no han sabido o no han logrado hacer llegar y calar su mensaje.
    En segundo punto, creo que IU debería refundarse y hacer un cambio y lavado de cara y de manera de ser de acuerdo con los tiempos que corre. Esto no quiere decir, aunque mucha gente lo confunde, que tenga que desaparecer como tal o irse un pelín a la derecha. Jamás! De hecho coincido contigo de que un partido a la izquierda del PSOE es muy necesario, y lo digo yo que les voto, pero visto el pijerio que hay en algunos sectores…
    IU debería adaptarse a las nuevas demandas y situaciones sociales y mundiales (globalización, precariedad laboral, etc…) Y dejarse de PCE, no por lo comunista o radical, ni mucho menos, sino por lo arcaico.
    Ahora me viene a la cabeza por ejemplo la creación en Alemania de Die Linke.

    ResponderEliminar
  7. Tania, siento haber leido esto tan tarde. Me parece espléndido no sólo por lo que dice (que me lo parece), sino por el trasfondo de honestidad que tan claramente se deja ver en ello.

    Un plauso y un saludo.

    ResponderEliminar