8 de noviembre de 2008

Sanidad madrileña SOS

Por cuestiones de edad, tengo bastantes mujeres de mi entorno que han sido o van a ser madres en el último tiempo, esto te da acceso a una cantidad ingente, a veces demasiada para mi, de detalles fisiológicos y médicos sobre la maternidad y el parto.

A mis amigas, vecinas y compañeras de Rivas, hasta la inauguración del Hospital del Sureste, también conocido como hospital de Arganda, les correspondía enfrentarse al nada sencillo trago del parto en la Maternidad de Odonell, edificio muy nuevo en el que he tenido la oportunidad de acompañar alguna parturienta y que daba orgullo de la sanidad pública de este país, para mayor orgullo, esta maternidad pertenece al complejo del hospital universitario Gregorio Marañón, es decir, que además de un importante nivel de atención médica, había un importante nivel de formación para las nuevas profesionales de la sanidad.

Por desgracia, la inauguración del hospital de Arganda obligaba a las vecinas de Rivas a abandonar la maravillosa maternidad de odonell para ser atendidas, por obligación en Arganda. Digo por obligación porque a pesar de las promesas del Consejero Güemes, las vecinas de Rivas no son atendidas fuera de su nuevo hospital de referencia salvo que lleguen en situación de máxima urgencia, lo sé por noticias locales de alguna parturienta que paseó por el retiro hasta el límite de sus fuerzas para ser atendida en Odonell.

Desde que esta decisión se sucediera, múltiples han sido las anécdotas que se han contado, algunas que no son broma, sobre las pésimas condiciones del citado nuevo hospital, no debemos estar muy desencaminadas quienes denunciamos esta situación cuando hasta las profesionales prefieren irse la paro, que atender a sus pacientes en determinadas condiciones.

Dejo aquí el enlace a las entrevistas de la cadena ser al grupo de ginecólogas que han dimitido en pleno del hospital de Arganda, para que se escuche en todas partes, para que encuentren apoyo en las ciudadanas que queremos condiciones dignas en nuestra atención ginecológica, para que en definitiva la ciudadanía madrileña reaccione ante la barbaridad tacheriana que está haciendo Esperanza Aguirre con nuestra sanidad.

DIGAMOS BASTA YA, LUCHEMOS POR LO QUE ES NUESTRO.

1 comentario: