4 de octubre de 2008

Izquierda unida merece una tregua

Después de muchos meses en el más absoluto silencio, voy a volver a recuperar mi blog, o voy a intentarlo con la voluntad de plasmar mi visión de este proceso hacia la novena asamblea, que se parece mucho al de Juan Peña, al de Groske y al de todas las personas que creen que izquierda unida debe seguir adelante después de esta asamblea.

No me voy a extender mucho en el análisis previos desde las elecciones hasta la fecha actual porque no ha cambiado nada mi opinión con respecto a lo que escribí tras las elecciones generales en mi blog

Voy a limitarme a plasmar lo que creo que puede ser una hoja de ruta para lograr lo que muchos y muchas blogers están ya diciendo, el proceso constituyente.

Para empezar, creo que toda la organización debe asumir que la demanda general de las bases de IU es que nos demos una TREGUA, que paremos los conflictos internos que nos han traído hasta aquí y que hagamos de esta asamblea la asamblea de la unidad y la refundación.

Para eso, comparto los que defienden que el resultado de esta IX debe ser una dirección unitaria, colegiada, renovada en al menos la mitad de sus miembros y que tenga el mandato de articular un proceso de no más de 18 meses que nos conduzca a la refundación, constitución, reconstitución lo que queramos llamarlo, no nos peleemos por las palabras.

Es evidente que además de eso, debe darse un documento de síntesis de los tres documentos presentados, y para ello, creo que la comisión unitaria debería ejercer por primera vez de unitaria y CONSENSUAR un procedimiento de debate en el seno de la asamblea federal para que esa síntesis sea elaborada por los y las delegadas, no por las cúpulas.

En mi humilde opinión el documento de síntesis debería contener los tres ejes básicos que han de guiar la acción política hacia el exterior de IU, y una priorización de los temas a resolver en el proceso hacia la X asamblea.

En mi opinión si la mayor parte de los y las delegadas acuden o acudimos a la asamblea federal con esta voluntad, con este camino marcado estaremos en el camino de reflotar este proyecto.

Esa es mi voluntad, y animo a todo el mundo a que tenga la misma, a que deje claro en sus delegaciones que no se apoyarán procesos de discusión ni listas que no caminen a esto, porque los pactos de cúpula tan criticados son posibles porque las bases los refrendan con sus votos, rompamos eso y haremos un gran favor a Izquierda Unida.

10 comentarios:

  1. Comparto tu opinión sin comas, ni matices. Creo imprescindible que las cosas salgan así, es la única solución.
    Además considera que IU tiene gente que puede asumir las tareas necesarias para salir del pozo, gente que puede inyectar ilusión, gente que trabaja para que esta fuerza, que sabemos necesaria, sea capaz de volver a ser un instrumento con capacidad de propuesta para los ciudadanos y ciudadanas de este país.

    ResponderEliminar
  2. si que merece una tregua,,,,,un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. NekoumanEntre las muchas lecturas de las que podemos extraer de el último “plubiscopio”,la mas significativa es el retroceso de los dos grandes partidos, dos marcas que cotizan a la baja, puesto que representan los mismos recursos ante esta crisis planetaria del sistema, un sistema que toca fondo, y ante la cual estos partidos no presentan ninguna solución, puesto que ambos están presos de los jerarcas del poder monetario, y en si mismo, los instrumentos necesarios de las grandes fortunas.
    Ante este panorama, emerge IU de sus cenizas, pensando en que si los “idiotas” de turno, no lo estropean, aún nos queda una oportunidad.
    Este pequeño incremento, se ve reforzado por ser esta coalición,de las minoritarias, la que más alto porcentaje de ciudadanos, que a mas de tres años, supuestamente de las próximas elecciones, declaran ya su intención clara de votar a la formación de¡¡¡ IZQUIERDAS!!!.
    Y todo a pesar de que nuestros supuestos dirigentes están enzarzados, para esto nunca pasa el tiempo, en absurdas disputas para ver quién acapara el poder.
    Quizás para los que no nos aliamos en este u otro bando, los que realmente creemos en la IU abierta, con unas asambleas realmente soberanas , y con los instrumentos de poder necesarios para controlar y fiscalizar a los órganos de gobierno, nos planteamos, que por lo menos de esta encuesta, saquen, nuestros mando orgánicos, conclusiones positivas.
    Tal vez la invisibilidad de LLamazares, o el arrepentimiento de muchos votantes deslumbrados por acudir a las urnas, atraídos por la mal llamada voz del voto útil, y ante el miedo a la llegada al poder de la derecha, hayan aportado significativamente a este avance .
    Sea como sea esta encuesta o sondeo nos otorga una posibilidad, por lo tanto lo mejor que nos puede pasar al militante de base, es que de este proceso asambleario, no salgan ni vencedores, ni vencidos, sino todo lo contrario, un amplio pacto en que las dos corrientes representadas en IU, salgan con la voluntad de abrir un proceso de dialogo, en el cual se asienten las bases de una nueva IU abierta, esta vez si , al diálogo ,al debate y a la soberanía de las bases.
    apuesto por un dirección colegiada, plural y con un/una portavoz con carisma, que relance este proyecto, aunque a muchos nos den por finiquitados, aún nos queda mucha guerra por dar.
    Tenemos la posibilidad de renovar IU, porque a pesar de todo, si IU no existiera, habría que reinventarla.

    ResponderEliminar
  4. campesino10:49 p. m.

    Desde luego, Izquierda Unida merece una tregua. Pero una tregua para reflexionar sobre nuestra organización y dejarnos ya de gilipolleces y asumir nuestra identidad de proyecto radical. ¿O a caso no es radical asumir que estamos por una sociedad socialista, republicana y ecologista, entre otras cosas?Creo que los que han dirigido IU en los últimos años no se han creido el papel de IU en la sociedad. Sus bases sí que lo saben porque no han cambiado pero han dado la espalda en las últimas elecciones porque IU ha perdido su identidad como proyecto radical con el capitalismo actual y se ha acomodado en la parte má progre del PSOE. Si hay que salir de las instituciones, salgamos. O hacemos oposición o colaboramos con el "monstruo"(que es lo que ha pasado en los últimos 4 años). ¿Qué pretendíamos?, ¿un ministerio?IU merece una tregua, sí. Pero para aclararse lo que quiere ser. Veo al PCE con las ideas más claras en esto último. Salud

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:00 a. m.

    Como premisa para enfrentarse a la IX Asamblea de IU, estoy de acuerdo con lo expresado en su artículo por Aynhat

    La cuestión es si se pueden poner en práctica antes de la asamblea. Mi opinión, por lo visto hasta ahora, es pesimista. Aún no hay un único documento de síntesis de los tres, como poco, elaborados hasta el presente.

    ¿Es posible en la Asamblea de IU elaborar unas críticas y autocríticas de su actuación política de los últimos años que sinteticen los opiniones al respecto de la mayoría de sus militantes? Para nuestra desgracia, mucho me temo que hoy eso no es posible

    ¿Somos-remos capaces de atraer a la militancia y colaboración con IU a los miles de ciudadanos/as que la abandonamos, sin dejar de votar IU, sin dejar de rebelarnos contra el bipartidismo nacional y los nacionalismos periféricos?

    ¿Es posible que en la próxima Asamblea se adopte la tesis de que IU no es el el pueblo de Israel de la izquierda española, si no que hay otras izquierdas en el país que, de no ser por nuestras erróneas políticas y ambiciones de poder, estarían y/o votarían a IU?

    En definitiva, ¿aún es factible, con los mimbres y los actuales miembros, refundar un proyecto de izquierdas colectivo, participativo, amplio y unido?

    No lo sé, pero no soy optimista

    ResponderEliminar
  6. Muy bien, un documento para las bases escrito por la cúpula. Eso es lo que tu consideras democracia interna, me imagino que la consigna de tus mayores (por arriba) previa consulta con vuestro amado Ángel Pérez.
    Lávate la caspa, que ahora los que ibais de postmodernos izquierdistas sois los más anticuados.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo2:13 p. m.

    Teneis la misma credibilidad que Acebes y Zaplana.
    Vuestra pluralidad y apertura, de la que tanto hablais para que os jaleen los medios del PSOE, es la de las purgas, las cacicadas y el transfuguismo.
    Rosa Aguilar os marca el camino: al PSOE.

    ResponderEliminar
  8. Es cierto que Izquierda Unida no está bien, que el PCE ha perdido mucho, que los "comunistas" no se parecen en casi nada a los de antes, pero los tiempos cambian y con ello las personas. ¿Vamos a peor? No sabría que contestar, o mejor dicho, mi valoración no sería objetiva pues pertenezco a este momento.

    Personalmente creo, y suelo defender con tantos argumentos como dispongo y la mayor disciplina ideológica que el problema no es el partido, ni izquierda unida, sino la perdida del sindicalismo. En un sistema en el que un partido no pinta mucho sino pertenece a los dos bandos que todos conocemos, la política dentro del parlamento no es efectiva ni visible. Para nuestra ruina la izquierda, o por lo menos los que dicen defender ideas de tal inclinación han olvidado la lucha sindical, la lucha a muerte, la lucha de un día si y otro también. El futuro no está en un partido, está en la gente, en la gente que tiene que organizarse para defender sus intereses inmediatos, y poco a poco construir un nuevo sistema, y es ahí donde los comunistas y otros miembros "izquierdistas", en el buen sentido, deben presentarse como ayuda, sustento y base.

    ResponderEliminar