2 de febrero de 2009

El camino a las Europeas


Estaba leyendo el siempre instructivo blog de Don Ricardo, siguiendo el hilo de comentarios sobre la propuesta de Iu abierta hacia las europeas, he comenzado un comentario y me ha salido un post que opto por publicarlo aquí.


Publica Don Ricardo la propuesta de IU abierta, y por desgracia buena parte de los comentarios obvian el contenido de la propuesta y se centran en cosas que para mi, en este momento son secundarias.


De verdad creen ustedes que con la que está cayendo hay que centrar el debate en si Iu abierta es una corriente o el lucero del alba? ¿o que lo más importante de estas elecciones europeas es la solución de agravios pasados para con nuestra fuerza política? ¿no creen que habría que pensar en la capacidad de la izquierda de parar la construcción de otro modelo de Europa?



No voy a entrar en debate interiorizados, a lo que yo quiero ir es a la propuesta concreta , mi reflexión al respecto tiene un elemento interno y otro externo.

En el elemento interno creo que hay un consenso amplio en la organización de que la refundación debe ser un proceso de dentro hacia afuera, que nos permita, reilusionar a la militancia entorno al análisis y acción política, para que salga hacia afuera a encontrarse con otras gentes de la izquierda y así recuperar el papel de Izquierda unida como fuerza política social e institucional que aspira a representar los intereses de la izquierda, de la clase obrera, de la ciudadanía comprometida. . . ¿no creen que el proceso europeo es una de los momentos inmejorables para iniciar este proceso?


En el elemento externo, la política europea es en gran medida la que viene desde hace tiempo determinado las posibilidades de acción política y social de los estados miembros, siendo esto así de importante, el parlamento europeo y el proceso para la constitución de Europa se ha realizado absolutamente al margen de la ciudadanía y por procesos de dudosa calidad democrática. Esto ha permitido que puedan llegar a discutirse y en algunos casos aprobarse burradas como las 65 horas semanales como jornada laboral de referencia o la directiva bolkestein, el rechazo a estas medidas ha permitido la articulación de propuestas alternativas en el marco europeo, por desgracia hasta la fecha sin cohesión en el ámbito europea y con excasa (salvo honrosas excepciones) incidencia en las sociedades de los estados miembro.



Por todo lo expuesto, debería ser un reto de una fuerza como Izquierda Unida iniciar el camino para, por un lado aumentar el conocimiento e implicación de la ciudadanía en la construcción europea, y por otro, promover la convergencia de todas las iniciativas, del estado y de Europa que tienen programas similares en la construcción de una Europa alternativa.


Es evidente, que el hecho de que IU se plante este reto no asegura que encontremos un programa común válido para todos, ni que seamos capaces de una convocatoria única, ni mucho menos que nos pongamos de acuerdo sobre las personas que mejor encarnen esta iniciativa, y entre ellas, quien debe ser la cabeza, ahora bien, lo que IU abierta propone es que tengamos la valentía política de iniciar este camino, de no mirarnos más el ombligo, de levantar la frente e iniciar la marcha.



Si somos honestos con nuestra trayectoria no podremos exigir que quienes se han ido vuelvan a corriendo con los ojos cerrados, porque por algo se habrán ido, si somos honestos con nuestra debilidad hacia fuera no podemos poner condiciones imposibles en los acuerdos, sino más bien iniciar el camino, recuperar el programa común, luego la confianza y finalmente la unidad total.


Desde luego que esto no supone que haya que hacer acuerdos a cualquier precio, pero si supone que hay que partir de la voluntad de llegar a acuerdos, de converger con lo que se mueve para refundar la izquierda.


Este es el espíritu de la propuesta que Inés Sabanés y otros compañeras defenderán en la permanente federal de izquierda unida hoy, y que muchas apoyaremos en el consejo político. Creo que es el camino, y sobre todo, creo que sobre esto es el debate y no sobre la identidad compleja de las partes y el total de iu.



PD: hasta donde yo se hay movimientos de cambio en la composición general de los grupos europeos, quizá una iniciativa de convergencia más global merece también una reflexión al respecto de la composición, organización, coordinación y disciplina del voto con respecto a los programas europeos. Por supuesto, si finalmente se converge en una candidatura única con mucha más gente, no sólo con icv, éste extremo debe quedar claro no, cristalino, pero no por la fuerza de iu o del PIE, sino por la eficacia política de sus propuestas en el marco europeo.

6 comentarios:

  1. la verdad es que la cosa esta muy clara:

    1) relacion con ICV : no e spoco darles el 3 puesto cuando por su peso electoral le corresponderia el 4 o el 5.ademas si quieren estar en Europa con sus queridos verdes de la nada necesitan a IU y no al reves
    2) Izquierda anticapitalista:la verdad es que tenderle la mano a una fuerza que acava de salirse de IU por unos u otros motivos pues pparece una broma de mal gusto jeje
    ademas tienen un recorrido de un 1% como mucho ( ojala no se hubieran salido nunca pero no son los primeros.ICV lo hizo y de forma mucho mas fea que la IA
    3) los partidillos pseudoprogretas de esquerras ( ese modelo que tanto gustaba cuando Gaspar era coordinador...) pos que quieren que les digan.es de broma macabra ir a unas europeas con la gente que precisamente cree menos en Europa porque estan obsesionados con su terruño y sus danzas folklorikas en aras de no se que pureza de la nada
    si los puntos 1 y 2 podrian ser discutibles ideologicamente el 3 deberia ser irrenunciable
    a otro perro con ese hueso ¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Creo que pensar las diferentes posibilidades de acción política (se trate de una propuesta de unidad de acción, de unidad electoral o de lo que sea) en clave interna de IU es repetir el mismo error que ha derivado, creo yo, en un cierto ombliguismo desde hace ya años.

    IU NECESITA (no es gritar, es recalcar) dejar de creer que es más que otros. Aunque lo sea, en muchos aspectos. Porque ese "ser más" (que nadie en su sano juicio puede discutirle, incluso en las actuales circunstancias) no es suficiente para desbrozar un camino propio (a las pruebas me remito) ni en el campo electoral-institucional ni en el de la acción política "de calle" (a pesar de acciones muy aplaudibles, como la mani de ayer en Sevilla).

    Yo no sé si el camino acertado ahora mismo es el que propone IU Abierta o no. En primer lugar, no sé si esa corriente ha pulsado previamente las expectativas entre aquellas fuerzas (por pequeñas que sean) y sectores a quienes razonablemente puede estar pensando en dirigirse, porque puede darse el caso, de no haberlo hecho, de que se encuentre con una negativa por respuesta. Izquierda Anticapitalista ya se salió de IU, como bien decís, hace muy poco tiempo, y ahora intenta labrar su propio camino precisamente usando las elecciones europeas como un instrumento para darse a conocer como propulsora de una nueva política, de unas nuevas alianzas (más relacionadas con corrientes europeas mayoritariamente trostkistas o ex-trostkistas, pero no sólo) y, en función de ello, probablemente contemplasen una propuesta como la que aquí se menciona en clave no exclusiva, sino enmarcada en un contexto de unidad más amplio aún.

    ¿Estaría preparada IU para una contrapropuesta de esa naturaleza? Dicho de otra manera: ¿qué pasa si IU propone a distintas fuerzas esa candidatura conjunta, y alguna de ellas le hace una contrapropuesta consistente en que IU forme parte de una candidatura aún más amplia que la que IU podía haber imaginado?

    En mi opinión, es obvio que dependería de la propuesta concreta y de cómo se articulase, pero el mero hecho de estar dispuesto a contemplar la posibilidad hablaría en favor de una madurez política que ahora mismo en IU quizás no hay, por el miedo a perder los pocos muebles que quedan y a querer salvarlos como sea.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Julián9:21 p. m.

    En una cosa estoy de acuerdo, el ponerse a debatir si IU Abierta es esto o lo otro, me parece fuera de lugar. Además, ya nos conocemos todos y también parece lógico que si ha habido grupos de militantes que se han agrupado en la última asamblea en torno a unas ideas comunes, esa sensibilidad va a persistir. Lo cual no creo que sea contradictorio con la lealtad y con evitar sectarismos, lucha fraccional, etc.
    Sobre el tema en sí de posibles alianzas, creo que el tema no está maduro y que estas cosas no deben improvisarse a golpe de ocurrencias para las elecciones (por cierto, podría callarse un poco más Gaspar, que es el diputado de todos). Añado lo que he comentado en los territorios moscovita-ricardianos:
    Creo que la unidad en principio es algo positivo, pero ojo, depende mucho del qué, el cómo, el cuándo, el quiénes... En este caso me parece:
    a) que sería algo meramente electoral, sin base en una corvengencia y una elaboración previa, sin un claro fermento social;
    b) que para IU no es el momento de alianzas que diluyan aún más su proyecto;
    c) sobre la alianza con ICV ya hemos hablado bastante (particularmente no me hace gran ilusión ir de la mano de los romeva y cía, pero si se llegase a un acuerdo un poco decente...);
    d) sobre la alianza con IA ellos son los primeros que no querrán, además lo lógico es que si se acaban de pirar vayan en solitario para defender su perfil propio y probar qué apoyos tienen;
    En fin, que yo no rechazo a priori las alianzas, pero éstas deben tener una base social, política y programática, unos objetivos y una necesidad clara. Eso se daba en algunas de las cosas que se han citado (Frente Popular, JSU, incluso podríamos añadir la formación de IU), pero no se da ahora.

    ResponderEliminar
  4. Http://otraizquierdasi.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Pues lejos de la guerra de siglas y tendencias, lo cierto es que una necesidad de unidad, de un mensaje común de izquierda.

    Pero hasta que no se dejen de lado los orgullos no se va a ninguna parte. Si el proyecto de izquierda no se empieza a mover y da señales visibles antes de verano... me temo que será demasiado tarde...

    Buena entrada.

    ResponderEliminar
  6. como siempre don antonio dió en el clavo, asique repito la frase que resume también mi opinión, que no implica que no comparta alguna de las cosas que se han dicho en este comentario y en otros, pero que lo que me encantaría es que se abriera ese debate porque como dice antonio:
    "En mi opinión, es obvio que dependería de la propuesta concreta y de cómo se articulase, pero el mero hecho de estar dispuesto a contemplar la posibilidad hablaría en favor de una madurez política que ahora mismo en IU quizás no hay, por el miedo a perder los pocos muebles que quedan y a querer salvarlos como sea."

    ResponderEliminar