22 de mayo de 2009

Una más de Aguirre

Esta semana pasada empezaban a salir en público noticias que alertaban sobre irregularidades en la fundación FUNDESCAM que podían estar vinculadas a una supuesta financiación ilegal del PP madrileño, esta mañana nos hemos levantado con un escandalazo que de confirmarse es una enorme gravedad.

Según pública público, el presidente de la CEOE, que tan buena opinión tiene de Aguirre, sería el principal donantes de una larga lista de empresarios que habrían hecho cuantiosas aportaciones al PP a pesar de ser adjudicatarios de contrataciones de la administración pública.

Esta situación de corrupción profunda que vive la comunidad de Madrid tiene su origen en el 2003, año en el que la compra de dos votos de diputados socialistas impidió el acceso a la izquierda al gobierno de la Comunidad.

Además de la gravedad legal, esta noticia viene a confirmar una vez más que el supuesto liberalismo económico que tanto lleva a gala Esperanza Aguirre, no es tal, sino que es un modelo clientelar en el que se privatizan servicios en beneficio de empresas amigas que parece ser devuelven a tiempo los favores; por el camino los derechos de la ciudadanía y sus necesidades se pierden por completo.

No es posible que el PP de Madrid siga cantando el pio pio que yo no he sido y no asuma que la larga lista de casos de dudosa legalidad que le rodea le inhabilitan para seguir al frente de esta comunidad, señora Aguirre, levante la alfombra de sus miserias y limpie a fondo.

3 comentarios:

  1. Eso va a ser difícil (digo que limpe a fondo), tendría que empezar consigo misma.

    ResponderEliminar
  2. Pues así parece que ha sucedido efectivamente. Pero no sólo el presidente de la CEOE, también otros empresarios de renombre que están en Unión Fenosa o en FCC, por ejemplo.

    Ciertamente no sé de qué nos extrañamos. La mayor parte de los grandes dirigentes empresariales de este país son claramente retrógados y cínicos, con una mentalidad decimonónica, que todavía no se ha dado cuenta que Europa necesita otros aires menos pestilentes. Por eso sustentan económicamente al PP, a Esperanza Aguirre, uno de los personajes más detestables de ese partido.

    Pero, no nos engañemos, el Psoe, que ahora se queja tanto de estas cosas, no representa en absoluto la alternativa a esta situación. Sólo cacarean. También ha tenido, tiene y tendrá sus tramas de las que, por ahora, se sabe poco pero que en el pasado abochornaron a todo el país (Filesa, GAL...)

    De hecho, si en esta Comunidad el gobierno está en manos de quien está, no es únicamente por la compra de votos de Tamayo y cia. sino porque el Psoe permitió que esos dos elementos estuvieran en la lista electoral. Me pregunto si no sabían quienes eran, ni lo que podría esperar de ellos. ¿Es que no controlan a las personas que presentan?

    En cuanto a lo de limpiar bajo la alfombra, pues tengo la impresión de que no va a ser posible saber cuál es en realidad el alcance de todo esto. Soy muy pesimista respecto a la Comunidad de Madrid y su futuro mientras continúe el PP en el gobierno.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:24 p. m.

    El problema es que para evitar la corrupción no hay que cambiar a los políticos y poner a otros que aparenten ser honrados. Lo que hay que hacer es evitar situaciones que den pie a la corrupción. Aunque lo primero ayuda.

    Israel

    ResponderEliminar